top of page

Aprendizajes Significativos

Todo en el fútbol es entrenable y educable.



Siempre nos hablan de que las mejores personas son aquellas que son generosas, aquellas que desean el bien, dispuestas a enseñar y aprender, personas hechas de acero inolvidable. Todas estas personas coinciden en que tienen una personalidad única, construida encima de unos principios que las hacen brillar con luz propia.


En el fútbol como en la vida, existen unos principios que sin ellos la lógica del fútbol se pierde. Pero… ¿Qué es un principio?.


Un principio es una “ley o regla que debe cumplirse para conseguir un objetivo marcado, y así lograr el propósito del principio”.


En el fútbol, un principio es la característica esencial de un sistema de trabajo, que los futbolistas asumen y adquieren para mejorar, buscando cumplir el objetivo deseado.


Los principios en el fútbol son todos aquellos aspectos que han de manifestarse en el equipo como seña de identidad. Al ser un deporte de colaboración - oposición, se debe de poner en práctica estos principios, de manera que el futbolista mejore de forma individual (técnica), así mejorará al equipo de forma colectiva (táctica). Para ello


, el entrenador debe de diseñar estrategias claras y eficaces que a través de los principios marcados (tactificación), consigan el propósito del trabajo a realizar.


Los principios técnicos y tácticos, son un conjunto de reglas sobre el juego que ofrecen a los futbolistas soluciones a los problemas creados por el rival. Estos principios deben de estar adquiridos en los futbolistas como aprendizajes significativos.


Por lo tanto, hay que tener claro tres principios que son la base del fútbol moderno.

1.- Generar superioridades numéricas para tener más posibilidades de éxito. Ejemplo: 2vs1 en banda para poder realizar centros.

2.- Crear igualdad para poder tener las mismas posibilidades de éxito. Ejemplo: 2vs2 en saque de un córner o falta frontal.

3.- Evitar la inferioridad numérica para que el equipo contrario no tenga éxito.


Pero. ¿Qué son los aprendizajes significativos?.


Para ello debemos de conocer la Teoría del aprendizaje significativo de David Paul Ausubel. Ausubel fue un psicólogo y pedagogo estadounidense nacido en Brooklyn, New York en 1918. Falleció en 2008. Ausubel postuló que el aprendizaje significativo consistía en la combinación de los conocimientos previos que tiene el individuo con los conocimientos nuevos que va adquiriendo. Estos dos conocimientos al relacionarse forman una conexión y dan lugar a nuevos aprendizajes.


La Teoría de Ausubel esta orientada a maestros y profesores. Además, el aprendizaje significativo de acuerdo con la práctica docente se manifiesta de diferentes maneras. Depende del contexto del alumno, de los tipos de experiencias y vivencias vividas y de la forma en que las relaciona para tener éxito.


Por lo tanto, si hablamos del aprendizaje significativo en el ámbito del fútbol, es el entrenador quien debe contribuir a que los principios cognitivos en los aprendizajes estén muy bien establecidos en el futbolista. Para ello, no solo debe conocer la cantidad de información que posee el futbolista, también debe de saber los conceptos que maneja y sobre todo el grado de estabilidad adquirido en su cerebro.


El entrenador tiene que conocer lo que el futbolista sabe y encontrar una relación con aquello que debe aprender. Este anclaje del nuevo aprendizaje, será lo que hará que el futbolista fusione lo que sabía con lo que ha aprendido y lo convierta en un aprendizaje significativo, por lo tanto, será necesario e útil en su aprendizaje y no lo olvidará.


Podemos decir que la característica más importante del aprendizaje significativo es que produce una interacción entre lo que el futbolista sabe y las nuevas informaciones, de tal modo que estas últimas son integradas a la estructura cognitiva de manera que favorece la evolución, diferenciación y estabilidad de dicha estructura.

En el fútbol se producen muchas acciones en el juego, vivencias que estimulan los aprendizajes.

Cada partido es como una partida de ajedrez. El rival te proporciona una estrategia que mediante tus conocimientos debes de saber ganar. Por lo tanto, debes generar contextos y familiarizar al futbolista a los posibles problemas y situaciones que van a tener que solucionar tomando buenas decisiones. Para ello, la estructura cognitiva debe de ser estable, así podrás generar un modelo de juego propio con tus futbolistas que facilite la adquisición de los nuevos aprendizajes.


Saber cual es el modelo de juego que mejor se adapta a las características de tu equipo es muy importante. Generar una filosofía de juego adaptada a las diferentes situaciones y contextos generados por los aprendizajes significativos en las sesiones de entrenamiento, es clave para conseguir el éxito.


Para ello, hay que tener en cuenta algunas variables, que se ajustan al contexto de tu equipo. Muchas de estas variables son inamovibles, otras las podrás adaptar e incluso cambiar. Pero lo importante es que el modelo de juego, sea la piedra angular que sirva para iniciar el proceso. En él, se apoyará y sustentará la identidad del equipo y su manera de jugar.


El fútbol es un deporte que evoluciona, es un juego que gana el que mejor se adapta y aprovecha las carencias del rival evitando que muestre sus virtudes. Lo que se denomina en el argot futbolístico, combatir y neutralizar al rival.


Es decir, si tu rival tiene un modelo de juego el cual prioriza tener el balón, quítaselo. Pero. ¡¡Para que le voy a quitar el balón si mi equipo no sabría que hacer con él!!. Ese es el dilema.

Cada partido tiene un plan, cada plan depende de unas herramientas para llevarlo acabo y además, esas herramientas las debes enseñar a tus futbolistas para que sepan ejecutarlo a la perfección. Así en cada partido, tus futbolistas deben de saber contextualizarse para ponerse en el camino de la victoria. Además, debes modificarlo si ves que el objetivo se escapa, proponiendo diferentes situaciones que tus futbolistas conozcan, entiendan y sepan aplicarlas para conseguir la victoria.


Con el método ‘U Learn Football' pretendemos que el futbolista mediante un proceso de entrenamiento, conozca la información, la analice y actúe de manera correcta para saber que hacer en cada situación del juego y no errar.


¿Cómo actúan los aprendizajes significativos?

Dentro de nuestro proceso de entrenamiento, deberemos de generar muchos aprendizajes significativos, utilizando en las vivencias y situaciones reales de juego la Plasticidad cerebral.


La plasticidad cerebral es la capacidad de las células nerviosas para regenerarse anatómica y funcionalmente como consecuencia de estímulos ambientales producidas por las tareas del entrenamiento. El objetivo es conseguir una mejorar adaptación funcional a esas tareas. El cerebro produce respuestas más complejas en cuanto las tareas son más exigentes. Para ello, el cerebro tiene una reserva numérica de neuronas considerable para modular tanto la entrada de la información como la complejidad de las respuestas.


Esto acarrea el desarrollo de una intrincada red de circuitos neuronales, que necesitan de grandes concentraciones de neuronas capaces de ajustar las nuevas entradas de la información que proporcionan las nuevas vivencias y reajustar sus conexiones neuronales. Almacenando los recuerdos, interpretando y emitiendo respuestas eficientes ante cualquier estímulo generando nuevos aprendizajes. Por ello, en los entrenamientos hay que generar todas las situaciones reales que te puede proporcionar un partido de fútbol.

El cerebro en los primeros años de vida se encuentra en un proceso madurativo en el que continuamente se establecen nuevas conexiones neuronales y tiene lugar un crecimiento de sus estructuras. Existen muchas conexiones neuronales que son poco o nada funcionales. Esto quiere decir que si dichas conexiones no consiguen ser eficaces para una función, no se activan totalmente hasta que no se integran en una red cerebral que da respuesta a una conducta, función o situación. Esta respuesta se da bajo la repetición de una situación. Por ello, repitiendo el objetivo y no la tarea, consigues mejorar la atención durante la ejecución de la sesión de entrenamiento y haces que estas conexiones sean funcionales, obteniendo así un mayor aprendizaje, una mayor capacidad y rapidez de elección de la respuesta correcta a un estimulo.


¿Por qué la repetición de un objetivo y no de una tarea?.

Porque así, conseguimos las reiteraciones constantes de un estímulo para generar las conexiones neuronales que nos interesan.

Es una especie de entrenamiento neuronal, ya que un solo estímulo no consigue conexiones neuronales, ni redes neuronales estables. Necesitamos repetir el objetivo para establecer estas conexiones. Pero variando las tareas, conseguiremos la atención de futbolista en todo momento y además haremos que el futbolista no se aburra.


Fragmento extraído del libro 'Metodología 'U Learn Football'

Comments


bottom of page